Pasado casi un mes desde la última flexibilización de las restricciones sanitarias, este sábado se reeditó la Marcha del Orgullo en Rosario con una convocatoria multitudinaria. Después de la movilización hasta la costanera central del río Paraná, una gran cantidad de personas disfrutó de una noche de música y baile al aire libre como cierre del acto principal.

//Mirá también: Las Olimpíadas de la Diversidad reunieron a más de 600 deportistas en Rosario

En su edición decimoquinta, más de 30 organizaciones activistas LGBTIQ+ concretaron el regreso a la presencialidad del evento que se llevó a cabo en la ciudad por primera vez en 1996. En esta oportunidad, más de 25 mil manifestantes salieron a las calles para sumarse a la procesión desde la Plaza Libertad hasta el Parque Nacional a la Bandera.

En la marcha no faltaron los disfraces y también hubo carrozas con música.

Referentes de las agrupaciones que lanzaron la convocatoria destacaron “la recuperación de la participación en las calles”. Si bien se mostraron “muy contentos” con la asistencia, señalaron también que la pandemia de coronavirus expuso “muchas vulnerabilidades” del colectivo.

//Mirá también: Combatió en Malvinas, ahora es trans y se anotó como precandidata a senadora en Santa Fe

“Seguimos reclamando políticas efectivas porque no alcanza sólo con las leyes, sigue habiendo derechos básicos vulnerados”, afirmó Manuel López, uno de los integrantes de la comisión organizadora.

Avenida Pellegrini se llenó de manifestantes y mucho color en la movilización hacia el río.

Una de las consignas principales de la movilización de este sábado fue: “No tenemos más tiempo”. Así apuntaron a visibilizar que la expectativa de vida de travestis y trans oscila entre 35 y 40 años. También denunciaron que la ley de VIH sigue paralizada e insisten en la reglamentación del trabajo sexual.

¿Dónde se realizó la Marcha del Orgullo en Rosario?

A pesar de que el año pasado no se pudo hacer por las restricciones sanitarias, la marcha comenzó en Mitre y Pasco a continuación de la Feria del Orgullo y se mantuvo el recorrido habitual. Con cuatro carrozas con música como el corazón de la columna, miles de personas recorrieron Avenida Pellegrini y luego fueron hacia el Monumento.

El tránsito quedó temporalmente interrumpido sobre Pellegrini por la marcha.

Las luces de neón tuvieron gran impacto en la procesión por el centro rosarino y cerca del río llegó la hora del show en vivo. Las Mundialmente Famosas subieron al escenario tras la lectura del documento que consensuaron las organizaciones y luego llegó el turno de Leo García.