La Justicia provincial confirmó este jueves la liberación de dos de las personas detenidas por el homicidio de una joven en la zona sur de Rosario. En agosto la víctima fatal fue condenada a 6 años de prisión en una causa sobre narcotráfico que involucró a algunos de los delincuentes más peligrosos de la ciudad.

//Mirá también: Mataron a una joven en su casa y detuvieron a tres personas por el hecho

El Ministerio Público de la Acusación (MPA) informó que un hombre identificado por sus iniciales como A. D. se encontraba bajo sospecha por portación ilegal de arma de fuego. El fiscal Gastón Ávila investigaba su posible relación con el crimen de Mariel Soledad Lezcano y planeaba resolver su situación procesal en las próximas horas.

La muchacha recibió disparos en el cráneo y la cadera como resultado del ataque perpetrado este miércoles a las 18.30 en barrio Tablada. La primera evidencia y testimonios recabados indican que un hombre no identificado llamó a la puerta de su casa y abrió fuego contra la víctima cuando lo atendieron.

//Mirá también: “Dispararon sin importar quién abría la puerta”, dijo el fiscal sobre el crimen de Mariel Lezcano

Lezcano estaba con su hijo de 3 años cuando la mataron. El tirador ingresó y abrió fuego contra ella sin mediar palabra. El crimen ocurrió a cuatro cuadras del Museo del Deporte Santafesino, el lugar elegido para el inicio formal del operativo de seguridad con 575 gendarmes en Rosario y otros puntos de la provincia.

De acuerdo a la investigación de la Justicia federal que concluyó con un fallo de primera instancia dictado dos meses atrás, la joven asesinada perteneció a la banda liderada por René Ungaro. En la causa se la consideró integrante de la organización comandada por el “Brujo” y los hermanos Alan y Lautaro Funes.