Un grupo de 575 gendarmes comienza a trabajar este jueves en Santa Fe como parte del plan consensuado entre autoridades nacionales y provinciales. El ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, encabezó el acto en el que se anunció la llegada de fuerzas federales y advirtió sobre “actividades ligadas al narcotráfico que han hecho metástasis” en Rosario.

//Mirá también: Envían 575 agentes federales para el plan de seguridad en Rosario y Santa Fe

La presentación en la zona sur comenzó al mediodía con la participación del gobernador Omar Perotti. El anuncio le puso final a los preparativos de los últimos dos días, que incluyeron el traslado de personal de cuatro destacamentos móviles de diferentes puntos del país. Al respecto, el ex jefe de Gabinete aseguró que los efectivos “vienen a quedarse” en la ciudad.

Tal como lo habían hecho antes autoridades provinciales, Fernández planteó que el negocio de las drogas ilegales y el delito complejo “no es un problema de los santafesinos, es un problema de los argentinos”. Luego señaló: “Si no actuamos, esta metástasis se va a trasladar a otras provincias sin lugar a dudas”.

//Mirá también: Empezó el traslado de Gendarmería para el nuevo plan de seguridad en Rosario

“No podemos dejar que esto sea un funcionamiento normal y mirar para el costado como que no nos damos cuenta”, planteó el ministro de Seguridad sobre el impacto del narcotráfico a nivel local y provincial. Al mismo tiempo, destacó que en Santa Fe se hace un “trabajo de inteligencia criminal muy fuerte” y eso impedirá “perder tanto tiempo con los diagnósticos”.

El funcionario apuntó que llevan “varios días” planificando el despliegue de Gendarmería y enfatizó que las fuerzas federales intervendrán en “temas específicamente judiciales”. Por su parte, Perotti celebró el anuncio de la llegada del personal de manera definitiva y anunció que la medida se inscribe dentro de una “etapa de cambios profundos que no tiene vuelta atrás”.

Los 575 efectivos federales se formaron en el Parque Héroes de Malvinas.

Para el lanzamiento del operativo, la Casa Gris eligió como sede el Museo del Deporte Santafesino en Ayacucho al 4800. La noche anterior asesinaron a una joven de 21 años a pocas cuadras del lugar. La víctima había sido condenada como parte de una organización ligada a la venta de drogas y comandada por René Ungaro y los hermanos Alan y Lautaro Funes.

Según informaron desde el Ejecutivo hace tres semanas, el refuerzo que se implementa desde este jueves es el primer paso para sumar 1.575 gendarmes con presencia permanente en territorio provincial. Para marzo está previsto completar la instalación de una nueva unidad regional.