La Justicia rosarina ordenó mantener bajo prisión preventiva al acusado por el robo a la concejala Alejandra Gómez Sáenz. En la audiencia también lo imputaron por amenazar a su expareja minutos antes de asaltar a la precandidata del Frente de Todos.

//Mirá también: La concejala Alejandra Gómez Sáenz pidió mayor inclusión tras sufrir un robo en campaña

Según la evidencia que reunió el fiscal Rodrigo Urruticoechea, el presunto delincuente portaba una cuchilla de carnicero de unos 30 centímetros de longitud. Con ese arma blanca se lo vio el sábado a las 18 en una vivienda de Olavarría al 1600 bis, donde fue a buscar a la mujer con la que había mantenido una relación sentimental.

Desde el Ministerio Público de la Acusación (MPA) afirman que el joven de 28 años amenazó a todas las personas que estaba en el domicilio y se retiró. Veinte minutos más tarde interceptó a Gómez Sáenz en Barra al 1500 bis durante una recorrida por Empalme Graneros como parte de la campaña electoral.

//Mirá también: Sebastián Romero se anotó como precandidato nacional para las elecciones en Santa Fe

Con el mismo método con el que fue a buscar a su ex, Grandolio abordó a la edila y sus acompañantes. Con la cuchilla en la mano logró hacerse de una cámara de fotos y una mochila que contenía documentos y dinero entre otros objetos personales. Desde allí huyó hacia el norte, pero los vecinos lo interceptaron al ver lo que había ocurrido y lo retuvieron hasta que llegó a la Policía.

Además del robo, el fiscal Urruticoechea imputó al presunto delincuente por amenazas en contexto de violencia de género. Ambos hechos se consideran calificados por el uso de un arma blanca. La jueza María Trinidad Chiabrera dispuso que el detenido quede bajo prisión preventiva efectiva por el plazo de ley.