A menos de un mes de la renovación de autoridades del Partido Justicialista (PJ) en Santa Fe, en Rosario subsiste un conflicto al margen del acuerdo sobre la lista de unidad que será electa a nivel provincial. Los sindicatos que disputan la conducción local denunciaron que les bajaron su lista y que son víctimas del “sectarismo” del proceso institucional.

A través de un comunicado, el Movimiento Obrero Organizado de Rosario (Moor) reclamó la apertura de la sede departamental “en carácter de urgencia a efectos de convocar a la militancia y así brindar las explicaciones debidas”. Sobre la situación actual en medio de la pandemia de coronavirus, afirman “unos pocos dirigentes” actuaron “aprovechándose de la crisis sanitaria emergente”.

“Se ocuparon de excluir a la columna vertebral del movimiento nacional justicialista de la vida interna del partido”, manifestaron los gremialistas respecto de las actuales autoridades. Así dieron cuenta de que sus referentes no recibieron el visto bueno competir y que haya elecciones el 20 de diciembre en Sarmiento y Cochabamba.

Por fuera del acuerdo entre buena parte de los representantes locales del PJ, sindicalistas del Moor apostaron a presentar una segunda lista denominada “Volver a las bases”. En la misma postularon como secretario general al gastronómico Martín Coronel junto a Evita Enríquez como adjunta.