“Siento que medio que la ligué de rebote”, dijo Fito Páez este miércoles en la ceremonia previa a la entrega de los premio Grammy Latinos. Allí se sumó a la lista de artistas reconocidos por la excelencia musical y ofreció un mensaje de agradecimiento en el que reivindicó a los maestros que tuvo en el inicio de su carrera.

Después del reencuentro con Joaquín Sabina, el cantautor subió entusiasmado al escenario para recibir su estatuilla y de entrada manifestó: “Vengo de la ciudad de Rosario. Soy un hombre muy afortunado, no me gusta la falsa modestia, entonces lo que voy a decir es real”.

Me siento parte de un eslabón de todo el tesoro americano que se creó y que se inventó en todo el continente”, manifestó el autor de “El amor después del amor”. Así aludió al efecto que tuvieron Charly Garcia, Luis Alberto Spinetta y Litto Nebbia en el inicio de su carrera.

Fito mencionó a estos artistas como “mentores” de una parte de la “invención de la música moderna argentina” y de todo el continente. Sobre su acceso al “gran laboratorio artístico”, concluyó: ”No tengo más que gratitud y alegría”.

“Todo eso te pone en una situación de privilegio y de gran responsabilidad. No lo sabía en aquel momento porque era muy pequeño cuando estaba con ellos”, dijo el cantautor sobre su relación con los próceres del rock nacional.

La broma de Fito Páez en los premios Grammy Latinos

Rodeado de otros referentes de la industria, Fito Páez no dejó pasar la chance de aportarle una cuota de humor a la ceremonia previa a la entrega de los Grammy Latinos. “Me están llamando para que les devuelva todos los premios que me dieron”, comentó sobre lo que pensó cuando lo invitaron a Las Vegas.

Luego de la broma, el rosarino reiteró su agradecimiento por el reconocimiento a la trayectoria y concluyó: “Se lo dedico a mi hijo Martin y a mi hija Margarita”.