En vísperas de los feriados y el aniversario de la Revolución de Mayo se pronostica un domingo nublado y frío en Rosario. Después de las abundantes lluvias registradas en las 48 horas previas, se espera que el tiempo mejore un poco en los próximos días a nivel local.

//Mirá también: Peluquero rosarino apela al “corte take away” para poder seguir trabajando

La ciudad amaneció con el cielo cubierto, altísima humedad y una marca de 11 grados que ya superaba la mínima probable. Al igual que en las últimas jornadas, se registraron ráfagas fortísimas y se anuncia que el viento seguirá soplando a alta velocidad desde el sudoeste.

Mientras rigen las nuevas restricciones en Rosario por la segunda ola de la pandemia de coronavirus, el panorama para el resto del fin de semana largo apunta a un cambio favorable en las condiciones meteorológicas. En principio, la máxima prevista para el lunes es de 20 grados y no hay lluvias en el horizonte hasta el sábado.

//Mirá también: Falabella vende hasta los uniformes de los empleados

En la primera semana de confinamiento se anuncia un descenso importante de las temperaturas mínimas al menos hasta el jueves. De esta manera, por la mañana pueden llegar a registrarse entre 6 y 7 grados, aunque el viernes se espera un cambio en ese sentido.

Debido a la situación de alarma epidemiológica y sanitaria, en Rosario sólo se permiten salidas para realizar actividades esenciales. También se permiten caminatas de esparcimiento en cercanías del domicilio, aunque están prohibidas las reuniones en espacios públicos o privados.