Este miércoles reforzaron las medidas de seguridad en el Centro de Justicia Penal de Rosario. La decisión corresponde a la denuncia de amenazas de muerte hacia fiscales que trabajan en el edificio donde se dictará una nueva sentencia por acusaciones a integrantes de “Los Monos”.

//Mirá también: Las bandas jaquean a Rosario desde la cárcel por la senda de “Los Monos”

El Ministerio Público de la Acusación (MPA) confirmó que el último lunes a la tarde ingresó un llamado anónimo al 911 que puso en alerta a las autoridades. A partir de allí se abrió una investigación para esclarecer el origen del mensaje y remarcaron que no descartan vínculos con otras causas en trámite.

Suelten a los Cantero. Si no, vamos a matar a los fiscales”, dijo la persona no identificada que se comunicó con la Central de Emergencias. Según fuentes oficiales, no hubo mención a ninguna persona en particular entre quienes ocupan cargos dentro del organismo judicial.

//Mirá también: Confirmaron pedidos de pena para “Los Monos” en el juicio por balaceras

La amenaza trascendió mientras se espera la audiencia para la finalización del juicio a miembros de “Los Monos” por atentados contra edificios públicos y viviendas particulares para intimidar a magistrados, policías e integrantes del MPA. Además del refuerzo en la sede de barrio Hospitales, el Ministerio de Seguridad de Santa Fe analizaba medidas más estrictas para la custodia de las autoridades involucradas.

Ariel Máximo Cantero hijo es el principal imputado entre quienes fueron señalados como responsables de la serie de balaceras denunciadas desde mayo hasta agosto de 2018. Para “Guille” pidieron una condena a 24 años de prisión.