A pesar de que la Lepra volvió a la senda del triunfo tras perder el clásico rosarino, este miércoles se dieron a conocer nuevas amenazas a directivos y futbolistas de Newell’s. Los mensajes intimidatorios fueron hallados en el predio donde suele entrenar el plantel que la noche anterior jugó en Chile.

Los pasacalles fueron fotografiados este miércoles a la mañana en la zona sudoeste de Rosario. (@pablorubiok7)

//Mirá también: Newell’s sufrió pero venció a Palestino sobre el final en la Copa Sudamericana

El día después de la victoria ante Palestino en la Copa Sudamericana, personas no identificadas fueron al Centro de Entrenamiento Jorge Bernardo Griffa y colgaron dos pasacalles con insultos a los dirigentes y futbolistas leprosos. Lo mismo hicieron sobre un paredón negro que da a la calle, donde escribieron con aerosol blanco.

Uno de los paredones del predio de Bella Vista fue escrito con aerosol. (@pablorubiok7)

Un de las cuestiones más llamativas es que las amenazas incluyen a un funcionario municipal. Además del vicepresidente Cristian D’Amico, en los pasacalles mencionan a José Luis Conde, secretario de Obras Públicas de Rosario e integrante de la lista del oficialismo para las próximas elecciones en Newell’s.

//Mirá también: Vandalizaron el negocio de Cristian D’Amico antes del clásico rosarino

En el caso de D’Amico cabe recordar que antes del clásico vandalizaron su negocio en la zona sur de la ciudad. Allí también pintaron la persiana y el piso con aerosol y dejaron además una mención de “Chemea”, señalado como el líder de la barra brava rojinegra.

Los pasacalles incluyeron mensajes de tono político contra la gestión actual del club. (@pablorubiok7)TW / @pablorubiok7

Este lunes, el ministro de Seguridad de Santa Fe, Jorge Lagna, rechazó la hipótesis de que ese primer hecho tenga que ver con una disputa entre sectores de los grupos delictivos vinculados a la tribuna rojinegra. En cambio, planteó que puede ser parte de la interna electoral de cara a los comicios que se suspendieron el mes anterior por la pandemia de coronavirus.