A una semana del inicio la promoción por e-mail y en redes sociales, Uber sigue en campaña en Rosario para anunciar su lanzamiento. Ante esta situación, la Municipalidad planea realizar más controles y reiteró que la empresa no puede operar en la ciudad en las condiciones que ofrece actualmente.

El mensaje público del Ejecutivo local fue refrendado este jueves por el secretario de Gobierno, Gustavo Zignago. Consultado sobre las posibilidades de que de la aplicación móvil se ponga en marcha, respondió que “no hay margen” para su habilitación tal como se publicita.

La compañía que ofrece contratar viajes en autos particulares registra alrededor de 117.000 usuarios en la ciudad. A esto añadió que unas 17 mil personas se anotaron para trabajar mediante la plataforma e incluso lanzó una promoción para desembarcar en la Cuna de la Bandera.

A pesar del despliegue virtual que incluye servicios vinculados a la pandemia de coronavirus como Uber Medics y Uber Essentials, la intendencia recordó que la app no cumple con la normativa vigente. En diálogo con Radio 2, Zignago advirtió que cualquier persona que esté al volante en esas circunstancias recibirá la sanción correspondiente: se le retirará la licencia de conducir y el auto será remitido al corralón.