La víctima recibió un balazo con orificio de entrada y salida en una pierna y debió ser internada en el Heca. Ocurrió en el barrio Hostal del Sol.


Un chico de 16 años resultó baleado en el medio de una gresca suscitada a raíz de un partido de fútbol. Ocurrió en el barrio Hostal del Sol y la víctima se encuentra internada en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca).

Todo ocurrió el domingo por la tarde en una cancha de avenida Pujato y Tarragona, en el marco de un partido amateur en el que se enfrentaban “Los Rojos” y “Los Chaqueños”. Quienes conocen a los protagonistas dan cuenta de que estos encuentros suelen ser muy disputados, con pierna fuerte y algunas rencillas fuera del terreno de juego.

Pero nadie imaginó que algo así pasaría, y tendría como protagonista a Jeremías, un chico de 16 años del que todos destacan su habilidad y atrevimiento con la pelota. Acostumbrado a que le peguen, “Jere” siguió gambeteando hasta que un patadón lo obligó a parar.

Los de su equipo reclamaron falta y rápidamente se armó un tumulto con gritos, empujones y trompadas. Hasta que un sujeto sacó un arma de fuego y efectuó al menos diez disparos, según informó Telefé Noticas Rosario.

Jeremías fue derivado al Heca

Un balazo dio en la pierna derecha del adolescente, provocándole orificio de entrada y de salida. Inmediatamente fue derivado al Heca, donde decidieron no realizar por el momento ninguna intervención quirúrgica.

Jeremías siguió internado parte del lunes y por la tarde recibió el alta y regresó a su casa, donde deberá llevar adelante una prolongada rehabilitación.

Trascendió que tanto el chico como sus compañeros tienen identificado al atacante y ya se aportó la información a la policía.






Comentarios