Aseguró que su ex cuñado manipuló a la Justicia con una falsa denuncia que devino en el allanamiento de la vivienda. Uno de los uniformados perdió la falange de un dedo.


Noelia Sánchez, hija del hombre que repelió a balazos a los policías que allanaban su casa en San Lorenzo, aseguró que su familia “está destruida”.

“Mi papá no es un loquito”, dijo la joven bailarina radicada en Chile que volvió al Cordón Industrial luego de lo ocurrido semanas atrás. Además, consideró que fue “una denuncia falsa” la que originó el allanamiento que terminó con dos policías heridos y apuntó contra su ex cuñado.

“Un día él vino muy violento, la agredió a mi hermana. Ella acompañada de mi papá pusieron una perimetral. Están en juicio por alimentos. Él mintió y denunció a mi padre por amenazas calificadas“, contó en diálogo con SL 24.

“No podía creer que eso estuviera sucediendo. Jugó tanto con mi familia como con la fuerza policial, exponiendo a los policías a los que mi papá hirió y por lo que se sentía tremendamente mal“, agregó.

Sobre el ataque a balazos, la joven explicó: “Mi padre estaba durmiendo y salió a defenderse porque pensó que eran ladrones. La noche anterior había escuchado que ladrones que usaban el patio de mi casa como trampolín para entrar a otras casas”.

Pedro Sánchez fue imputado por los delitos de amenazas calificadas, tenencia ilegal de arma de fuego de uso civil y guerra, tentativa de homicidio agravado y calificado por uso de arma y calificada por ser las víctimas agentes de fuerzas de seguridad, todo en concurso real. La jueza dictó prisión preventiva para el acusado de 60 años.




Comentarios