El incendio se desató cuando el novio de la víctima arrojó el artefacto explosivo dentro de la casa.


Una joven rosarina y sus pequeños hermanos estuvieron a punto de ser víctimas de un incendio voraz en Herrera al 1400, donde su novio lanzó una bomba molotov y luego escapó en motocicleta este martes por la noche.

El siniestro fue controlado por personal de Bomberos Zapadores, aunque en primera instancia fue clave la intervención de los vecinos con baldes y mangueras para asistir a los ocupantes de la vivienda. Afortunadamente, la familia consiguió escapar por una terraza lindera mientras los empleados de una panadería cercana utilizaban un matafuegos para controlar las llamas cerca de la conexión domiciliaria de gas.

Fuentes consultadas por Canal 3 indicaron que el agresor fue visto cuando ingresaba a la casa para arrojar el artefacto y escapó en contramano. Hasta este miércoles por la mañana permanecía prófugo y era buscado a partir de la denuncia en jurisdicción de la Comisaría 30°.

Además de atender a los menores presentes por inhalación de humo, personal del Sies (Sistema Integrado de Emergencias Sanitarias) también estuvo trabajando en el lugar para contener a la madre de los chicos y a su pareja, quienes quedaron en estado de shock a raíz del incendio.





Comentarios