Afirman que el dinero se utilizó para pagar los honorarios de los abogados de cinco imputados en la causa.


El Ministerio de Seguridad de Santa Fe denunció el uso de fondos reservados para defender a policías imputados por el caso Franco Casco. De acuerdo a la presentación, el área de control de las fuerzas provinciales dispuso un fuerte aumento de las partidas para pagarle a los abogados de cinco acusados, dos de los cuales llegarán a juicio oral.

De acuerdo a la investigación que realizaron asesores del titular de la cartera, Marcelo Sain, el desembolso por parte de la ex división de Asuntos Internos “llega al millón de pesos si uno suma el total” de los montos registrados en paralelo con el trámite de la causa federal.

Como parte de la Subsecretaría de Control Institucional, Nadia Schujman consideró que los elementos para instar la acción penal en la capital provincial son “firmes” y dan cuenta de un acto “gravísimo” durante las gestiones anteriores del Frente Progresista. En cuanto a los presuntos responsables, detalló que uno de ellos es el ex secretario de Control de las Fuerzas de Seguridad, David Reniero.

En diálogo con LT8, la funcionaria precisó que la denuncia quedó en manos de la jefa de la unidad de Delitos Complejos del Ministerio Público de la Acusación (MPA), Mariela Jiménez. A su vez, no descarta que haya habido alguna infracción en torno a la Ley de Ética en el Ejercicio de la Función Pública por la actuación del abogado José Alcácer, quien defendió al comisario Aníbal Candia en la causa luego de haber trabajado como asesor del ministerio con acceso a “información privilegiada”.

El ex jefe de Asuntos Internos quedó fuera de la elevación a juicio por la desaparición forzada y muerte de Casco en 2014. Lo mismo ocurrió con Sergio Damián Pieroni y Carlos Alberto Ríos, mientras que Pablo Andrés Síscaro y Daniel Augusto Escobar se sentarán en el banquillo de los acusados.




Comentarios