En algunos casos los negocios funcionaban sin habilitación o no respetaban el margen horario.


La Secretaría de Control y Convivencia de Rosario reportó cinco clausuras comerciales el fin de semana en el marco de las tareas de fiscalización de las medidas preventivas dispuestas para prevenir los contagios de coronavirus.

Las acciones comenzaron el viernes con el cierre de tres bares. El primero de los operativos se desarrolló en avenida Belgrano al 700 con un bar que operaba sin habilitación, no empleaba el protocolo de distanciamiento y tampoco respetaba las restricciones horarias.

Una situación similar ocurrió en Dorrego al 1300 a la que se le sumó una clausura en San Martín al 4500 que estaba funcionando fuera del horario permitido en el momento del arribo de los inspectores.

Según el parte de la Secretaría de Control las acciones continuaron con el cierre preventivo de una fiambrería y vinoteca en Mendoza al 1700. Dicho comercio no cumplía con los protocolos sanitarios correspondientes y la sanción fue más importante debido a que ya había incurrido en una falta previa.

En San Martín al 4800 el personal especializado verificó que el negocio tampoco cumplía el protocolo y se encontraba con la habilitación vencida.

Por último, un minimarket fue objeto de un acta de infracción por expender alcohol fuera del horario establecido.




Comentarios