La Policía Federal Argentina (PFA) confirmó este domingo un importante operativo antidrogas en Venado Tuerto para desbaratar una banda cuyo liderazgo atribuyen a un muchacho ya procesado por ese delito. De hecho, el supuesto líder está preso en Chaco y creen que seguía manejando la organización desde allí.

La mecánica no es novedosa si se repasan los antecedentes de los hechos atribuidos a Mauro Nahuel Novelino. Hasta septiembre, el muchacho estaba en el penal de Piñero y por entonces fue acusado de instigar delitos desde allí, por lo que fue trasladado a Resistencia, pero la historia siguió sumando capítulos.

Recientemente, el muchacho de 30 años grabó un video en el que desmentía haber planificado un atentado contra las oficinas del Ministerio Público de la Acusación (MPA) en la principal ciudad del departamento General López. La Justicia Federal tomó cartas en el asunto a partir de un escrito que llevaba su firma, aunque él argumentó que todo fue orquestado por un exsocio en el negocio de la droga para inculparlo.

Así y todo, la pesquisa comandada por el fiscal Javier Arzubi Calvo derivó este fin de semana en 13 allanamientos en Venado Tuerto y también en la vecina localidad de Santa Isabel. En la celda de Novelino hallaron documentación de interés para la causa y en el extremo sur santafesino incautaron 300 mil pesos, medio kilo de cocaína, armas y municiones.