La Municipalidad decidió incrementar la presencia del personal de tránsito para cuidar a peatones y ciclistas.


La Municipalidad de Rosario confirmó este miércoles un incremento en los controles de tránsito en el centro. La iniciativa busca ordenar el paso vehicular que viene creciendo en la nueva fase de la cuarentena, por lo que ya empezaron a labrarse multas.

Si bien el marco normativo es el mismo, el Ejecutivo mantiene la excepción del pago de estacionamiento medido. La secretaria de Control y Covivencia, Carolina Labayru, agregó que también están liberadas las calles de carriles exclusivos como alternativa para los conductores debido al paro de colectivos.

“Decidimos intensificar la presencia de los inspectores de tránsito para priorizar la seguriad vial”, comentó la funcionaria en un reportaje con LT8. Dados los cambios drásticos en la movilidad durante el inicio del aislamiento, aclaró que nunca se dejaron de registrar faltas como el bloqueo de rampas o dejar vehículos sectores no habilitados como el tramo céntrico de calle Rioja.

Labayru advirtió que existe “algún tipo de confusión” en la circulación a partir del permiso para nuevas actividades en cuarentena. En ese sentido observó que las calles con ciclovías son uno de los puntos de interés para preservar la seguridad de ciclistas y peatones a medida que aumenta el movimiento a lo largo y lo ancho de Rosario.




Comentarios