Junto con el paro de transporte se registró un incremento en el uso de bicicletas públicas y el servicio de taxis.


Aunque todavía no llega al límite planteado para la fase actual de aislamiento social, preventivo y obligatorio, el tránsito en Rosario alcanzó el 61% del nivel habitual. La comparación con los registros anteriores a la cuarentena también se destaca por un pico en los viajes en taxi y en bicicletas públicas.

Los datos oficiales sobre el movimiento en la ciudad este lunes dan cuenta del impacto del paro en el Transporte Urbano de Pasajeros (TUP), el cual ya lleva nueve días sin solución. El paso vehicular en diferentes puntos de control superó el 50 por ciento la semana pasada, pero aún no llega al 75% que se estima como el máximo tolerable en esta instancia de la pandemia de coronavirus.

En simultáneo con la denuncia de un incremento en los robos a choferes, los taxistas tuvieron por lejos su día más activo en cuarentena el último viernes, cuando se completaron 48.647 viajes. La cifra representa el 59 por ciento en comparación con el promedio de los días hábiles previos a la detección de los primeros casos de COVID-19.

El último informe del Ente de la Movilidad de Rosario (EMR) también da cuenta de una tendencia similar en el uso de Mi Bici Tu Bici. El sistema de alquiler público venía funcionando en horario reducido de lunes a viernes y se normalizó pasada la primera semana de la cuarte fase de aislamiento. Así, el lunes se contabilizaron 1.588 viajes, alrededor del 38% del nivel de uso normal.




Comentarios