El gobernador estuvo presente en la reunión de los referentes peronistas no kirchneristas, y dijo no estar al tanto de la convocatoria a Daniel Scioli.


Luego de participar este miércoles junto a Margarita Stolbizer de una reunión con representes de Alternativa Federal, el gobernador Miguel Lifschitz defendió la decisión de Roberto Lavagna de tomar distancia del frente que buscan consolidar referentes del peronismo no kirchnerista.

Roberto nunca estuvo en Alternativa Federal. Es un sector del peronismo que tiene cuatro referentes: Pichetto Massa, Urtubey y Schiaretti. Con ellos tenemos muy buen diálogo, pero nosotros somos parte de otras organizaciones políticas y aspiramos a poder sumarnos en un proyecto compartido que no es Alternativa Federal, tiene que ser un proyecto plural. Eso se construye con una idea común de país, sino termina siendo un rejunte que no sirve para nada”, expresó el mandatario santafesino en contacto con Radio 2.

Lifschitz insistió así en la necesidad de conformar un armado que contenga al ex ministro de economía sí o sí, algo que a priori, no parece ser el objetivo de quienes conforman Alternativa Federal.

El gobernador de Santa Fe indicó que “no es posible” conformar un espacio sin Lavagna “porque tanto el GEN como nosotros hemos manifestado nuestra adhesión a su candidatura” y planteó sobre los peronistas que intentan consolidar un armado que se distancie de la fórmula Fernández-Fernández: “Si solamente es Alternativa Federal seguirán su curso, pero no es lo que venimos conversando”.

El referente socialista expresó además que “nunca se conversó” con los referentes del peronismo no kirchnerista la posibilidad de convocar a Daniel Scioli, tal como este miércoles lo expresó el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, en un mensaje en video que fue difundido en las redes sociales.

“Tenemos que pensar en una armado lo suficientemente sólido y consistente, no solo para ganar elección, si no para gobernar los próximos cuatro años, una etapa difícil para cualquiera. Esto va a requerir grande esfuerzos, mucho diálogo y conocimiento de la economía. El problema más serio del país es que no le encontramos la vuelta a la economía”, sostuvo, para luego dejar en claro: “Los rejuntes electorales no sirven”.

Lifschitz discrepó de aquellos que ven a Lavagna como referente vanidoso, al pegar el faltazo a la convocatoria de este miércoles de Alternativa Federal. “Yo no lo veo a Lavagna en una posición caprichosa o soberbia. Me parece que tiene convicciones firmes. A su edad, no está a la búsqueda de poder por una situación personal. Siente que puede contribuir en una etapa clave de la Argentina”, dijo




Comentarios