Este domingo, en conferencia de prensa, el intendente Ricardo Manera informó la limitación de los accesos a la ciudad, con el objetivo de profundizar el aislamiento social preventivo y obligatorio.

La decisión se tomó en conjunto con el equipo de Defensa Civil: "Es una medida dura, y ojalá en unos días podamos decir que fuimos exagerados en la decisión, pero lo que no quiero es que tengamos que arrepentirnos por no haberlo hecho", expresó el mandatario municipal.

"Sé que es una medida muy compleja, difícil de ejecutar, pero lamentablemente no tenemos otra alternativa. Tenemos un problema de salud a nivel mundial, y la única arma que tenemos hoy es pararnos", sostuvo el intendente, fundamentando la decisión.

De esta manera se cerraron todos los accesos rurales, dejando solamente tres: por calle Sarmiento con salida a la ruta 10; la calle San Martín y parcialmente la calle Jerónimo del Barco con la calle Werner para todo el barrio Sur.

Además, arribó a la ciudad, personal de Gendarmería Nacional que colaborará con el control efectivo de la cuarentena.

Cierre de accesos en Villa del Rosario

"Esta medida puede flexibilizarse o endurecerse", sostuvo Manera, reconociendo que "muchas personas han tomado esto con mucha liviandad, por lo que la Provincia analiza medidas más drásticas", advirtió.

"Sé que es una decisión extrema pero hoy tengo la responsabilidad de cuidar la salud de todos los vecinos", declaró el funcionario.

Las arterias cortadas hasta el 31 de marzo son: Buenos Aires, Tomás Montenegro, Colón, 25 de Mayo, Hipólito Irigoyen, 9 de Julio, Independencia, Córdoba, Dutari, M. Olmos y Aguilera, Belgrano, Dalmacio Vélez, Corrientes y Ruta 10.

También anunció que se conformará un Equipo Multisectorial Social para trabajar en emergencias sociales; y se analiza -junto al equipo económico- distintos proyectos para aliviar a los comercios más pequeños que han tenido que cerrar por la cuarentena, pudiendo hacer alguna condonación de tasas y contribuciones.

No element of type reference found.