Es por la confirmación de cuatro casos positivos de COVID-19 en Río Turbio.


El ingeniero Federico Vera Frassinelli, Gerente de explotación del Yacimiento de Río Turbio informó la suspensión de actividades en el Yacimiento por comunicación oficial del Gobierno de Santa Cruz a través del Ministerio de Salud de la provincia tras la confirmación de cuatro casos positivos de COVID-19 en la localidad de Río Turbio.

Respecto a esto, Frassinelli, indicó que serían personas que vienen de afuera, lo que se denomina casos importados. Asimismo, confirmó que se encuentran los cuatro en cuarentena por pedido del Interventor Aníbal Fernández, en principio por prevención, no obstante, una vez obtenidos los resultados de los hisopados positivos la cuarentena pasó a ser obligatoria.

Debido a estos 4 casos, se decidió hacer una cuarentena preventiva en el Yacimiento especialmente en Mina que es el área más concurrida, “en principio serían sólo 7 días, si no aparece ningún otro caso más, se volvería a las actividades el siguiente lunes (10)”, manifestó el Ingeniero.

Previo a la aparición de casos positivos de coronavirus en la localidad de la Cuenca, existía un memorándum en el cual confirmaban el regreso a las actividades este próximo lunes 3 de agosto para iniciar nuevamente la producción de carbón, con modificaciones en cuanto a turnos, lo cual finalmente no se efectivizaría por motivos detallados anteriormente.

Acerca de esto, Frassinelli, explicó “es una prueba ya que tenemos en claro que en algún momento el virus iba a ingresar en la Cuenca” y continuó, “yo tengo mucha experiencia en producción y es muy difícil establecer estándares siendo que la máquina arranca y para constantemente en los cambios de turnos, entonces, la idea era una superposición de turnos que por cuestiones del COVID, no cubrían las 24 horas si no que iban desde las 00 a las 18 horas con tres turnos principales y dos turnos superpuestos para cubrir las entradas y salidas, de tal manera que las maquinas nunca pararan, intentábamos tratar de producir continuamente y ver qué resultados obteníamos.”

Cabe destacar que esta prueba iba a ser durante una primer semana para estabilizar la producción, una vez logrado dicho objetivo se comenzaría con la prueba de dos semanas con el sistema prácticamente estabilizado, para poder tomar un valor de referencia y programar la futura producción de la mina en vista de la exigencia de la megausina.

RELACIÓN CON LOS SINDICATOS

Por su parte, el Ingeniero aseguró haber tenido varias reuniones con ATE desde su llegada a la Cuenca con su cargo de Gerente, para plantear en diferentes momentos esta problemática. Finalmente, se reunieron el pasado viernes en una mesa de diálogo en donde se llego a un acuerdo sobre los turnos superpuestos que por los nuevos casos positivos de COVID, se verá demorado al menos una semana.

Al ser consultado sobre el diálogo con el resto de los sindicatos relacionados al Yacimiento, Frassinelli, dijo “tengo en claro que el negocio, por llamarlo de alguna manera, de este yacimiento es la mina, si no funciona, es decir, si no sacamos carbón, ninguno de los otros accesorios energía, tren y planta depuradora, funciona” y además remarco que la actividad número uno es sacar carbón de la mina. “ EL

FUNCIONAMIENTO DEL YACIMIENTO

En cuanto a la actividad en la mina y la producción de carbón, Frassinelli explicó que las tareas esenciales se retomaron a los 30 días aproximadamente de que se declaró la pandemia, con personal reducido y se fue adecuando todo el Yacimiento, “estábamos en condiciones de comenzar con la prueba mencionada anteriormente, como toda prueba, sabíamos que íbamos a encontrar problemas y en el camino íbamos viendo cómo solucionarlos, ya que no era un esquema rígido que no podía cambiarse, dependía de su evolución si había que modificar algo o no”, detalló.

Es así como el responsable de explotación de YCRT aclaró que los equipos están disponibles y que lamentablemente la prueba tuvo que posponerse por los últimos sucesos relacionados al coronavirus, e informó que ya están montados, el frente 73 listo para la producción y el frente 74 con un equipamiento un poco más antiguo, “hay un frente mas que está casi listo con equipos polacos que desafortunadamente la gestión anterior lo dejo a punto de terminar, pero no está funcionando todavía, por lo tanto el frente 73 y 74 están listos para andar, de hecho se han hecho producciones, y el otro frente está muy cerca de andar”, en este sentido el gerente explicó que esta prueba solo funcionaria con producción, no iba a usarse primaria ni secundaria. En principio dicha evaluación es para saber qué respuesta tenían los equipos que ya están en funcionamiento.

Fuente: Patagonia Nexo




Comentarios