El hombre es paciente diabético. Estaba en Buenos Aires por chequeos médicos en la Clínica de la Fundación Favaloro.


Es el caso 48 y fue deribado al HRRG, por un golpe en la columna y pié para una posible intervención quirúrgica, por protocolo de antecedentes de su reciente viaje le practicaron un hisopado, dando positivo.

Son 170 personas que ya estaban realizando el aislamiento en sus domicilios por haber regresado a sus localidades desde Buenos Aires, pero que ahora además, se convierten en casos sospechosos y potencialmente peligrosos, ante este antecedente que puso luz roja nuevamente sobre la situación del COVID-19 en Santa Cruz.

El hombre de Puerto Santa Cruz es paciente diabético que estaba en Buenos Aires por chequeos médicos en la Clínica de la Fundación Favaloro. No figuraba en los registros de Casa Santa Cruz que es la que coordinó el vuelo del día 18 de abril, sin embargo tenía un ticket y subió al avión. El sábado 18 llegó al Aeropuerto de Río Gallegos donde lo esperaba su familia y viajaron por tierra de regreso a la localidad portuaria. Allí quedó en cuarentena junto a su familia.

Al día siguiente comenzó a sentir molestias en una herida del pie y un golpe en la columna, y por sus antecedentes de diabetes, decidió acudir al Hospital Seccional “Eduardo Canosa” de Puerto Santa Cruz, desde donde luego se autorizó su traslado a Río Gallegos.

aeropuerto de rio gallegos

El director del hospital de Puerto Santa Cruz, Dr. Leonardo Riera, explicó que el paciente que dio positivo con COVID 19 en el Hospital Regional de Río Gallegos, había sido derivado a la capital provincial cumpliendo el protocolo aplicado a los casos sospechosos, aunque aclaró que fue derivado por una patología que no estaba relacionada con el virus.

Agregó que tras ser internado el paciente fue evaluado y desde el Hospital decidieron que era necesaria su derivación para tratar su problema de diabetes y otras complicaciones. “Fue derivado en ambulancia roja con el equipo de enfermería en área roja por el solo hecho de estar en cuarentena” explicó Riera.

Aclaró que sus nexos familiares ya estaban en cuarentena por lo cual consideró que el caso “no representaba en sí un peligro para la comunidad”.

Riera afirmó que hasta donde sabía, el paciente que permanece en Río Gallegos, estaba sin síntomas, pero que en el HRRG se decidió por protocolo realizarle un hisopado, y que fue entonces “cuando tomaron conciencia que era una persona que venía del área de circulación, y le dio positivo”.

Fuente: ElMediador




Comentarios