Una novedosa sanción cayó sobre un vecino que no hace el aporte para sus dos hijos.


Incumplidor casi empedernido, lleva años sin aportar a sus dos hijos y una jueza encontró una manera novedosa de sancionarlo, a la espera de que entre en razón.

Así las cosas, un padre incumplidor de Río Cuarto se quedó privado de su licencia de conducir por decisión de la jueza Ana Marion Baigorria, que busca con esta medida coercitiva hacer repensar su actitud.

Complementariamente, la jueza pidió que se incluya el nombre de este padre incumplidor en el Registro de Deudores Alimentarios Morosos, dado que su falta de aportes supera los 200.000 pesos.

Los chicos ya son mayores y el hombre alegaba que tenía otros hijos que criar con otra pareja y por ende no podía pagarles.

Este argumento fue rechazado por la jueza que consideró que “no puede pretender reducir el monto de la cuota alimentaria so pretexto de tener otros hijos a su cargo, pues debió prever que dar vida a más hijos le obliga a redoblar los esfuerzos para procurarse los ingresos económicos adecuados”, enfatizó.

“Se trata de un juicio que viene de larga data, del año 2011. Ya intentamos varias medidas para que esta persona cumpla con su cuota alimentaria y no lo logramos”, comentó el abogado de los hijos, Juan Martín Fernández Cecenarro, a diario Puntal.

El Código Civil actual abrió la posibilidad a los abogados de encontrar medidas coercitivas “originales y creativas”, señaló y explicó: “se nos ocurrió entonces proponerle al tribunal que le prohíba manejar para ver si de esa manera logramos que finalmente pague la cuota alimentaria a sus hijos”, comentó.




Comentarios