El día de hoy, el Sindicato de Choferes de Camiones, Obreros y Empleados del Transporte Automotor de Carga del Chaco realizó una denuncia penal ante la Justicia Federal por la cual acusan a un grupo de personas que marchó este 25 de mayo contra las restricciones resueltas por el Estado ante la pandemia.

La denuncia quedó a cargo de la jueza Zunilda Niremperger, quien se encuentra de turno en el Juzgado Federal de Resistencia. Fue presentada por José Eduardo Rundio, según las instrucciones del secretario general del sindicato de camioneros, Agustín Rolando Bordón.

Las protestas fueron convocadas por medio de redes sociales y sucedieron el martes 25 a la tarde, en el centro de la ciudad de Resistencia. Según el sindicato, “un grupo de personas violó las medidas adoptadas” por los gobiernos provincial y nacional para detener al Coronavirus, “poniendo en riesgo al conjunto de la ciudadanía”.

Figuran en la denuncia como responsables de los hechos “Antonio Ortiz (Vecinos Autoconvocados), Alfredo Capi (sic) Rodríguez, Hilda Arias (Docentes Autoconvocados), Celia (sic) Ávila, Zulema Wannesson y Julio José Repetto Olazabal”.

A su vez, ésta establece que el suceso “es de público conocimiento y se puede ver en medios digitales, los distintos actores nombrados fueron artífices y participantes de dicha aglomeración”, la cual es ilícita según el Decreto Provincial 1169 y el DNU 334 “por constituir un riesgo para el conjunto de la población”.

Los directivos de la entidad gremial consideran a su vez que es aplicable en esta situación el artículo 205 del Código Penal, por el cual “será reprimido con prisión de seis meses a dos años, el que violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes, para impedir la introducción o propagación de una epidemia”.