Es aleatoria la ubicación y se modi­fica de forma constante durante el día. Además, también se controla que no exista sobrepaso entre vehículos.


La finalidad de estas medidas es la de reducir la cantidad de incidentes viales y generar conciencia en quienes conducen vehículos, desde el Ejecutivo provincial en conjunto con la Agencia Nacional de Seguridad Vial iniciaron una campaña en la que, con la utilización de radares móviles, se llevan a cabo controles en el puente interprovincial Manuel Belgrano para establecer si se respeta la velocidad de circulación permitida y cuidar que no exista sobrepaso de vehículos en el cruce interprovincial.

Es de público conocimiento que el máximo permitido es de 60 kilómetros por hora y para quienes recorran el trayecto por encima de esa velocidad se establece una multa que la primera vez puede ser de poco más de 6000 pesos, pero en el caso de que el infractor sea reincidente el monto será poco más del triple. ‘El radar toma la imagen que llega directamente a quienes se encuentran en el puesto de la Policía Caminera ubicado en el acceso a los peajes, allí los efectivos notifican de la infracción‘, explicó el subsecretario de Seguridad Vial y Ciudadana, Juan Basail, sobre cómo funciona el sistema.

El subsecretario agregó que los dispositivos se ubican de forma aleatoria en el paso interprovincial pero que no obstante existen carteles indicadores de la distancia para que quienes conducen puedan tener en cuenta para poder bajar la velocidad.

Otra realidad es que están también quienes, en un exceso de prevención para evitar la multa, circulan a una velocidad que es prácticamente a paso de hombre, lo que genera que se formen largas filas de vehículos con conductores que rápidamente pierden la paciencia. Entonces, cuando ya salieron insultos en todos los idiomas, cuando ya la bocina no alcanza para pedir celeridad, vuelven otra vez en sí. Por lo que piden que no se confundan la necesidad de un fluido tránsito con la de no acelerar hasta tanto se pase por el radar.

El funcionario señaló que en los últimos días de 2019, el gobierno presentó el operativo Felices Vacaciones, que cuenta con 14 puestos camineros (9 móviles y 5 fijos) en los distintos corredores viales de la provincia, 264 personas afectadas y 29 vehículos.



Comentarios