Un instituto de Comodoro le pidió a una docente que dé clases aún con licencia por tratamiento oncológico

“Si estuviera bien de salud no la habría solicitado”, denunció la educadora.

Las autoridades educativas le pidió a una docente suya que dé clases aún teniendo licencia por salud.
Las autoridades educativas le pidió a una docente suya que dé clases aún teniendo licencia por salud. Foto: ADNSUR

Una docente de Comodoro Rivadavia vivió un indignante momento luego de pedirse licencia por problemas de salud. Desde la institución, a pesar de estar al tanto de esto, le solicitaron que igualmente dicte clases de forma virtual.

Se trató de Claudia Cuneo, quien llevaba años enseñando en tres espacios de las carreras que ofrece el Instituto Superior de Educación Tecnológica Nº 812 (Ceret). No obstante, en mayo del 2023 decidió pausar su labor.

A partir de ese momento, se tomó licencia por un tratamiento oncológico que sigue realizando. Aún así, meses después recibió un llamado por parte de las autoridades educativas del sitio donde trabaja y le pidieron que retome sus enseñanzas.

Le pidieron que trabaje aún teniendo una licencia por tratamiento oncológico: qué dijo la profesora

Le solicitaron que realice clases virtuales a fin de “garantizar la continuidad pedagógica de los estudiantes”, según informó ADNSUR. En este sentido, la mujer indicó: “Me parece una propuesta completamente ilegal e incómoda para mí en este momento de mi vida. Si estuviera bien de salud, ni siquiera habría solicitado la licencia”.

Explicó que, aunque los docentes tengan obligaciones, también existen circunstancias excepcionales que merecen ser respetadas por las autoridades de turno. “Esta licencia está respaldada por el médico especialista y ha sido presentada correctamente”, añadió Cuneo, quien también es periodista.

Un instituto de Comodoro Rivadavia le pidió a una docente que dé clases aún con licencia por tratamiento oncológico.
Un instituto de Comodoro Rivadavia le pidió a una docente que dé clases aún con licencia por tratamiento oncológico. Foto: ADNSUR

La misma además está vigente hasta el 31 de agosto. No obstante, y en base a lo que contó, fue la secretaria Académica Normalizadora quien la llamó y, además, se ofreció junto al coordinador de la carrera a ayudarla con la corrección de tareas y demás apoyos que necesite.

En la misma línea, la mujer le dijo que tiene las facultades para realizar este tipo de “acuerdos internos” y así supuestamente evitar la pérdida de días de clases, situación que ya ha ocurrido antes debido a paros y problemas con los baños.

A pesar de que no le corresponde, la profesora comodorense aceptó evaluar a los alumnos de tercer año, que finalizarán la materia el 14 de julio de manera extraordinaria. Aún indignada con el pedido, acordó esto para no perjudicar el progreso académico.

Sin embargo, no quedó con los brazos cruzados ante esta situación. Luego del llamado recibido, Claudia decidió informarle al gremio Unión de Docentes Argentinos (UDA) lo ocurrido, y cuyos miembros se encuentran interviniendo en el caso.

Temas Relacionados