De Chubut a Qatar sin escalas: conocé a Lucas que duerme en las calles de Doha para alentar a la Selección

Lucas, el chubutense, viajó con 1000 euros para estar durante cinco meses en Qatar.
Lucas, el chubutense, viajó con 1000 euros para estar durante cinco meses en Qatar. Foto: Captura de pantalla: TyCSports

La economía del país afecta cada vez más a los argentinos, por lo que para muchos ir al Mundial de Qatar es un gasto que requiere de mucho esfuerzo. Lucas es de Chubut y viajó con su carpa para dormir en las calles de la ciudad. ¡Conocé su historia!

Lucas es un argentino que llegó a Qatar haciendo un enorme sacrificio económico. Sin poder pagar un lugar donde hospedarse y pidiendo comida diariamente en los restaurantes, el hincha viajó a Doha en agosto para esperar el inicio del Mundial y, también, cumplirle una promesa a un amigo.

El joven viajó desde Chubut con su carpa para dormir en las calles de Doha. Para alimentarse pide comida en los lugares de comidas rápidas y toma agua de las fuentes de la gran ciudad. En diálogo con TyC Sports contó que en un mes y medio hizo 24 mil kilómetros, “todo para ver a la Selección, a Leo y a los jugadores de River. Un Mundial low cost”, expresó.

Después de varias escalas y de perder vuelos, el argentino llegó a Qatar. “Primero paré en Perú y luego hice Madrid, Barcelona, París, Turquía y llegué acá el 7 de septiembre. El 1 de agosto ya estaba en Madrid. Me vine temprano porque yo no tenía tickets, perdí tres vuelos y así estamos”, contó el hincha.

Lucas tiene el dinero contado para su estadía durante cinco meses en el país donde se disputa la Copa del Mundo. Él llegó con 1.000 euros y estuvo tres días sin dormir porque lo echaban. “Pedí comida, hospedaje, acá hay fuentes de agua. Quiero aguantar hasta el final para ver si puedo conseguir un ticket para la final. Hay que hacer esfuerzo porque la recompensa va a ser linda”, relató.

De todas formas, “acá vos decís que sos argentino y te quieren mucho. Conocí mucha gente, de Siria, de Jordania, me hospedaron y me dieron comida, pero siempre con mi carpita atrás”, afirmó el fanático de la Scaloneta.

Al ser consultado por los costos en el país de Medio Oriente, el chubutense aseguró que la comida es “barata”, pero el hospedaje es “caro”. Por eso, fue trasladándose por distintas zonas de Doha para no tener que pagar un hotel. “Me tenía que mover cuando oscurecía. Se hacía de noche y me iba a dormir una o dos horas”, expuso.

Después se iba a los shopping o a las casas de comidas de 24 horas para dormir un poco, cargar el celular y tener Internet. “Me voy moviendo para no llamarle la atención a la Policía. Levanto, descanso un poco, cargo el celular y salgo para otro lado”, dijo el hombre.

El sueño de Lucas es contactarse con Julián Álvarez para cumplir con la promesa que le hizo a un amigo

Lucas recordó que la locura por ir a Qatar como sea, fue cuando se peleó con su novia. “Tenía una camioneta antigua que me había dejado mi abuelo. La vendí, ya no me importaba nada. Arranque en caliente porque decía ‘no quería estar más acá’. Vine por todo lo que representa Scaloni y Leo”, aseguró.

Además, “tengo un amigo allá al que le hicieron una operación y con el que viajábamos siempre a la cancha e íbamos a ver a River. Tuvo un tumor en la cabeza y no podía. Entonces le dije, ‘yo voy a hacer lo posible para conseguir le firma de Julián Álvarez’”, proclamó el apasionado del fútbol.

El oriundo de la Patagonia va a hacer hasta lo imposible para contactarse con “La Araña”. Incluso, hace seis meses le escribe dos o tres mensajes. “Vamos a ver si se puede. Le mandaba fotos, lo arrobaba. Lo fui a ver cuando jugaron Manchester City-Barcelona, estuve ahí en la cancha. Mi amigo Ignacio está bien en Esquel y todos los días le digo ‘esperame’”, expuso.

Mientras salía en vivo por el canal deportivo, Lucas miró fijamente a la cámara y le pidió por favor a Julián: “Es una promesa que tengo que cumplir. Ya la mitad del camino está logrado, pero me falta eso”, rogó.

Por otro lado, también hizo otro pedido pero esta vez para el 10 de la Selección Argentina. El chubutense señaló su brazo derecho y aseguró que espera la firma de Leo. “Conseguí un tatuador acá, así que lo hacemos en vivo. Que me firme y le mandamos tinta ahí”, concluyó el joven.