El ministro de la Gestión Pública, Marcos Corach, indicó que hasta que no se lo pida el Ministerio Público de la Acusación, el gobernador Omar Perotti no se someterá a una prueba que determine si fue o no vacunado. De esta forma, el rafaelino volvió a desmentir la especie que vinculaba tanto al mandatario como a su familia.

No hubo vacunación. Se presentó ante el Ministerio Público de la Acusación, se puso a disposición. Si el MPA dispone que el Gobernador y sus familiares deben someterse a estudios para poder probar que no hizo lo que no hizo (lo cual es una locura), lo hará. A partir de eso, iniciará las acciones que crea conveniente sobre la persona que dijo tamaña infamia”, indicó Corach, en una conferencia de prensa realizada en Rafaela, al anunciar la vacunación en mayores de 90 años.

Exponer a una mujer de casi 90 años a tamaña caza de brujas, porque quien lo hace no es bienintencionado.... Hacernos perder tiempo, esfuerzo y energía con todas estas cosas, es una canallada”, añadió.

Cuando un colega le preguntó sobre la publicación del ministro de Seguridad, Marcelo Saín (que en un reportaje a Radio Nacional dijo que Perotti se había vacunado y luego se desmintió diciendo que no se había terminado de vacunar el personal de salud aún) Corach dijo que “se equivocó”.