Este 8 de Marzo, la naturalmente inmóvil sociedad rafaelina tuvo la oportunidad de movilizarse tanto a favor como en contra del aborto, en el marco del Día Internacional de la Mujer Trabajadora. Algo bastante poco usual en una ciudad, en donde la participación popular de esta clase de actividades no suele alta.

En la Plaza 25 de Mayo participaron quienes están más cercanos a la postura "pro derechos", a favor del aborto. Por otra parte, en la Plaza Sargento Cabral, del barrio Pizzurno, estuvieron quienes tienen una posición "pro vida".

Unos y otros realizaron convocatorias trantando de superar esta "grieta", sin embargo, la concurrencia ratificó la convocatoria original.