El pasado jueves en la Escuela de Suboficiales de la Armada (ESSA) se realizó la ceremonia de egreso de cabos segundos de las promociones 122° de Enfermeros y 123° y del Curso de Integración Militar.

“Saben que constituyen un grupo especial. Quienes tuvimos la responsabilidad de su formación fuimos rigurosos en la exigencia y fueron superando las metas una tras otra, perseverando en el esfuerzo y aceptando con serenidad y templanza los desafíos que nos impuso la pandemia”, afirmó el director de la escuela.

Philippi hizo especial referencia a los enfermeros en el contexto de pandemia. “Fueron convocados para asistir a nuestro hospital en momentos de incertidumbre respecto de la verdadera dimensión del impacto del virus y dieron cuenta de llevar el escalafón en la sangre, de seguir el ejemplo de los profesionales del Hospital Naval Puerto Belgrano”, dijo.

“En pocas horas empezarán a trazar sus propias estelas como marinos de guerra. La etapa de alumnos quedó atrás, a partir de ahora cada paso que den quedará registrado en su bitácora. Honren su vocación perseverando en la excelencia y el trabajo bien hecho, tanto en el servicio naval como en su vida personal”, agregó.

Luego se entregaron premios a los aspirantes que se distinguieron por sus resultados académicos y en prácticas hospitalarias:

- Florencia Diez recibió diversos premios al obtener el mejor promedio de la especialidad.

- Nancy Reinaga y Anabella Ruiz obtuvieron reconocimientos por lograr respectivamente el primero y segundo mejor promedio en prácticas hospitalarias.

- Juan Pablo Chávez Peralta fue distinguido por alcanzar el mejor promedio del Curso de Integración Militar.