La Fundación Hacemos presentó el informe técnico titulado “Índice para el Desarrollo de la Gestión” elaborado con la colaboración del Instituto de Ciencias de la Administración de la Universidad Católica de Córdoba (ICDA), el Instituto de Ciencias del Estado y la Sociedad (ICES) y el apoyo de la Fundación alemana Konrad Adenauer. El equipo técnico de la Fundación Hacemos, está encabezado por su Presidenta, la Ex Diputada Provincial, María Alejandra Viola y su Vicepresidente, el Ex Concejal, Emanuel Gainza.

Del estudio, surgió que para los entrerrianos el principal problema de la provincia es el desempleo, seguido de la salud y la corrupción. En relación al clima anímico respecto a la provincia, de las 1500 opiniones registradas para el estudio, en la mayoría de los discursos prevaleció la palabra ‘incertidumbre’. “No se sabe que esperar, no hay certezas (positivas o negativas) ni pueden imaginarse un futuro. La mayoría está ‘como suspendidos’”, según se detalla en el informe.

El documento explica además que, en términos generales, este sentimiento encuentra su fundamento en las problemáticas económicas (desempleo, recesión, inflación) y las propias de la pandemia como el miedo a contagiarse.

Comparación con otras provincias

Las opiniones del estudio, que fueron registradas en septiembre de 2020, dieron cuenta de un provincia “estancada y abandonada”. En tal sentido, en la comparativa con otras provincias de la región, surgió que “Entre Ríos no tiene perspectiva ni proyecto político, productivo ni cultural. Estas características se ponen de relieve cuando se compara con provincias como Córdoba o Santa Fe”.

Pobreza

Respecto a la pobreza, el informe técnico revela que el número de personas pobres se ha duplicado en el Gran Paraná, mientras que en Concordia la cifra supera a la mitad de la población. La pobreza extrema también se ha incrementado de manera sostenida en la capital del citrus, según se puede leer en el estudio.

Otros datos que surgieron del informe, fue que la pandemia agravó el deterioro en sectores calve del consumo, de igual modo el gasto destinado a infraestructura y equipamiento se ha reducido drásticamente.