La Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER) y el Centro de Estudios de la Cultura Cannábica (CeCCa) dictarán una Diplomatura en Cannabis que busca ampliar los conocimientos sobre la planta, la cultura que la rodea, su cultivo, la extracción de sus derivados y sus posibles desarrollos industriales.

Según se informó desde la coordinación que está trabajando en la propuesta, a mediado de año se lanzaría la primera convocatoria y las inscripciones para los cursos que comenzarían en 2022. Según supo revista THC, en principio, la modalidad de cursada será virtual y el único requisito será contar con un título secundario. De todos modos, la finalización de la escuela no será excluyente y aquellos interesados en anotarse deben enviar un mail a inscripciones@fts.uner.edu.ar. En tanto que las personas que finalicen la diplomatura y que tendrá una extensión de un año y medio, contarán con un certificación firmada por la UNER, CeCCa y la Secretaría de Ciencia y Tecnología de Entre Ríos.

La decana de la Facultad de Trabajo Social, Sandra Arito, explicó que “la diplomatura nace en el marco de un acuerdo interinstitucional entre la Facultad de Trabajo Social de UNER, la Secretaría de Ciencia y Tecnología del Ministerio de Producción, Turismo y Desarrollo Productivo de Entre Ríos y CECCa”.

Esto se produce, según detalla Arito, “en el contexto de la ley nacional que promueve la investigación médica y científica del uso medicinal, terapéutico y/o paliativo del dolor de la planta de cannabis y sus derivados, a la que adhirió con media sanción la Cámara de Diputados local”. Uno de los principales enfoques de la formación tendrá que ver con el aspecto productivo, por eso participarán como expositores y docentes, cultivadores con experiencia.

María Victoria Baca Paunero, integrante de CECCa, es parte de la comisión académica de la diplomatura y una de las docentes a cargo. Ella cuenta que este nuevo ciclo formativo “responde a una demanda sostenida por parte de profesionales y personas que provienen de distintos campos de la sociedad civil que pretenden recibir, ampliar y certificar conocimientos sobre la planta de cannabis, superando una lógica prohibicionista sesgada que nos atraviesa”.

Baca Paunero explicó además que la formación tendrá “una perspectiva multidisciplinaria con enfoque en perspectiva de género y derechos humanos que permita una comprensión integral de la temática”.