El presidente, Alberto Fernández se reunió con directivos del frigorífico Soychú de Gualeguay, para coordinar asistencia por el frigorífico incendiado. El encuentro fue en el despacho del presidente en la Casa Rosada.

El incendio provocó pérdidas casi totales en el edificio de faenado más importante de la provincia. Generó un fuerte impacto en la localidad y en la región, por su afección a las cadenas de valor de la producción.

Con 58 años de historia, la firma faenaba un promedio de 24.000 aves por hora y exportaba su producción a 40 países. Asimismo, más de 1000 trabajadores dependían de la industria.

Bordet

El gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet estuvo en el encuentro. Luego del mismo, el mandatario estableció que se busca que “la empresa vuelva a funcionar en los próximos meses”.

“Ya se establecieron las perdidas, se cuantificaron los números y en base a eso, se hizo un balance de las posibilidades de aportes de status crediticio, que podrían componer un capital para recomponer las pérdidas que la empresa tuvo”, explicó Bordet.

Además, el gobernador estableció la importancia que tiene para la provincia en cuanto a la producción y el empleo. “Resultó muy necesario dar una solución rápida”, mencionó.