Luego de atravesar meses críticos en relación al aumento de casos de Covid-19 y a la ocupación de camas de terapia intensiva en la provincia, la situación actual presenta un escenario esperanzador con indicadores alentadores. Se suma a esto el avance del plan de vacunación que continúa a buen ritmo en todo el territorio entrerriano. El gobernador Gustavo Bordet brindó precisiones acerca de diversos aspectos relacionados a la pandemia en la provincia.

Vacunación

El mandatario valoró que según los datos actualizados en el monitor de vacunación de la provincia “tenemos 1.072.000 dosis aplicadas contra el Covid-19, de los cuales casi 800 mil tienen una dosis, y casi 300 mil tienen dos dosis”. Esto significa que “el 90 por ciento de los entrerrianos mayores de 50 años tiene al menos una dosis aplicada, y el 50 por ciento de personas de más de 50 años tienen dos dosis”.

”Estamos trabajando fuertemente para completar este esquema de vacunación”, apuntó Bordet y recordó que el operativo de inmunización “hoy ya es libre para todos los mayores de 18 años, que se vacunan sin turno en las jornadas que se realizan en todos los municipios, comunas y juntas de la provincia”.

Asimismo, “se está vacunando a los niños, niñas y adolescentes de 12 a 18 años con comorbilidades”, resaltó Bordet e indicó que luego la vacunación “también será libre para este grupo etario”.

Ocupación de camas

Por otra parte, Bordet precisó que “el número de camas de terapia intensiva ocupadas hoy en la provincia es de un 62 por ciento”, aunque “tenemos algunos puntos críticos todavía como Paraná, que está en el 80 por ciento y Colón que está en el 75 por ciento”.

Casos registrados

En relación al número de contagios, el gobernador destacó que “la situación, si uno la compara con el pico de la segunda ola, es claramente de franco descenso. Estamos con un promedio de 250 a 600 casos semanales. Esto implica una reducción sensible respecto de lo que teníamos en semanas anteriores. Estamos asistiendo a un descenso de la segunda ola”.

”Pero esto no quiere decir que nos despreocupemos del tema, al contrario. Seguimos muy atentos a la evolución del ingreso que pueda producirse de la cepa Delta, que es algo que preocupa a todo el mundo. Hay países en los que está generando fuertes problemas, como Israel o en Europa”, advirtió Bordet y señaló que “lo que sucede allá después pasa acá”.