El COES entrerriano alertó sobre “la continuidad del agravamiento del proceso de contagio y el previsible desenlace de la pandemia de Covid 19 en el territorio provincial, conjuntamente con la inminente saturación de la capacidad de respuesta del sistema de servicios de salud público y privado”.

En ese contexto, respaldaron las medidas anunciadas por el gobernador Gustavo Bordet al tiempo que destacaron que “la pandemia de coronavirus no se ha detenido y ha situado a la provincia en un lugar de mayor alerta y gravedad que en otros momentos, que pone e interpela al sistema de servicios de salud en su conjunto, como sucedió en todos los países del mundo, al borde de un colapso asistencial sin precedentes”.

A modo de ejemplo, detalló que “en el pasado 28 de marzo se ocupaban el 53.5% de las camas disponibles de UTI con 20 pacientes con diagnóstico Covid-19 y un mes después (28 de abril) la ocupación cama UTI era del 75% y los pacientes registrados en UTI con Covid se había multiplicado casi por 5 y ascendía a 97, y en aumento”.

Además, el COES informó al gobernador Bordet que “en las últimas semanas se intensificaron las dificultades de los distintos servicios de salud con internación públicos y privados para adquirir insumos críticos (Oxígeno, medicamentos para intubación, EPP) por déficit de stock y costos”.