Tras el anuncio del gobernador Gustavo Bordet de suspender la presencialidad en las escuelas de las localidades que presentan mayor riesgo epidemiológico, el titular del CGE, Martín Müller, brindó declaraciones y se refirió al presente del sector en la provincia. “Nuestro compromiso es sostener la educación en este contexto epidemiológico que nos obliga a tomar, en algunas ciudades, definiciones temporarias que nos ayuden a controlar la pandemia. Suspender por esta semana las clases presenciales es una definición sanitaria que respetamos porque sabemos de la gravedad de la situación”, expresó.

El funcionario provincial mantuvo, además, este domingo una reunión virtual con el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, y sus pares de Ciudad, Provincia, Mendoza y Santa Fe. ”Las provincias en las que se tomaron medidas vinculadas a la presencialidad estuvimos presentes para intercambiar estrategias y coordinar cómo vamos a llevar adelante este periodo de suspensión temporaria, fundamentalmente sosteniendo la apertura de las escuelas para que de manera no presencial ratifiquemos el vínculo necesario entre docentes y estudiantes”, explicó.

Importancia de la presencialidad

Müller resaltó: ”Sabemos de la importancia de la presencialidad para garantizar el derecho a la educación. Por eso desde el gobierno provincial, junto a todo el sistema educativo de Entre Ríos, trabajamos arduamente en sostener este ámbito seguro y cuidado, donde los protocolos dan buenos resultados”.

”Sin embargo, ante el avance del Covid 19 y la complejidad de la situación actual, todos los sectores debemos aportar a la reducción de la circulación de personas, y eso incluye también el movimiento que se genera en el ingreso y egreso de las escuelas”.