En las últimas semanas Entre Ríos registró un aumento sostenido de casos de Covid-19 que preocupa a las autoridades de salud. En tal sentido, la secretaria de Salud Carina Reh se refirió al escenario epidemiológico y señaló con preocupación que en general "La población se resiste a poner en práctica las medidas de protección. En este momento son muy pocos los ciudadanos comprometidos con los cuidados".

El escenario enciende las luces de alerta ya que "la característica de los casos que estamos viendo son pacientes complejos, la mayoría adultos mayores, muchos con co-morbilidades que exigen internación, un seguimiento muy estricto y con un alto porcentaje de ocupación en las camas de terapias intensivas que varía de acuerdo a la región", explicó Reh a El Diario.

La funcionaria señaló que pensaban que "podíamos llegar a tener un incremento de casos en función que se fueran liberando más actividades económicas, más circulación de la comunidad, pero lo que se ve es una falta total de adhesión de la comunidad, en general, a las medidas de cuidado; a las medidas cívicas, como las reglamentaciones vigentes en algunas localidades referidas a restricciones y fundamentalmente, al uso de todas las herramientas de protección para prevenir la trasmisión de coronavirus: uso del tapabocas, distanciamiento social, evitar las reuniones numerosas, no compartir botellas, mate".

​Manifestó además que la situación excede a la política sanitaria, "incluso a las restricciones, las ordenanzas y los decretos. Se puede ordenar, reglamentar, multar todo lo que tenga que ver con el incumplimiento, incluso los mismos DNU establecen penalidades, pero así y todo, la gente en general se resiste al cumplimiento".