Un hombre de 84 años de Paraná salió a hacer mandados y dejó la cocina encendida; cuando regresó encontró su casa consumida por las llamas.


Un hombre de 84 años de Paraná salió a hacer mandados y no se percató de que había dejado una hornalla de su cocina encendida. Al regresar encontró que su casa estaba siendo consumida por el fuego; las pérdidas fueron totales.

El lamentable episodio ocurrió en la tarde de este lunes en una vivienda ubicada en calle Maciá y Coronel Uzín de la capital entrerriana. Desde el cuerpo de Bomberos informaron que fue una vecina la que dio aviso a la policía.

Las primeras hipótesis sobre lo ocurrido señalan que la explosión de una garrafa fue lo que inició el fuego. No obstante investigarán si no existía alguna falla en las instalaciones eléctricas de la vivienda. 




Comentarios