Tras conocerse el DNU presidencial que establece el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio en Gualeguaychú y Paraná, desde el Gobierno Provincial brindaron las primeras definiciones al respecto.

En tal sentido, se informó que"junto a los municipios, el gobierno provincial acordó habilitar bajo estricto protocolo sanitario (además de los servicios esenciales definidos en la norma) el comercio minorista, obras de construcción privadas y públicas, la actividad industrial, servicios profesionales liberales, colegios profesionales y cajas forenses, y oficios, entidades bancarias. Mientras que bares y restaurantes funcionarán en este período con modalidad delivery y take away.

En relación a la medida dispuesta por el gobierno nacional, desde la provincia señalaron que la decisión se funda en la necesidad de oxigenar el sistema de salud para favorecer la reorganización de la red de servicios frente a la pandemia. "A pesar de haber duplicado la capacidad operativa en términos de camas para pacientes leves, moderados y graves, desde el inicio de la emergencia, el brote en estas ciudades la puso en riesgo sanitario", indicaron.

Advirtieron además que, de mantenerse la tendencia en el número de contagios, la capacidad operativa para la internación de pacientes Covid se verá superada en los próximos días, por lo que se deberá aplanar la curva exponencial de contagios que se registran en ambas ciudades. Para ello es imprescindible disminuir la circulación de personas.

Entre las múltiples causas de la propagación del virus en nuestro país, el decreto presidencial sostiene que "un número importante y creciente de brotes se origina a partir de la transmisión en eventos sociales", en los que "la interacción entre las personas suele ser más prolongada y con mayor cercanía física". Razón por la cual tampoco se podrán realizar en ambas ciudades reuniones sociales y familiares durante este período.

Controles​

El gobierno provincial informó además que ​junto a las autoridades municipales de Paraná y Gualeguaychú dispondrá de controles en rutas, accesos y espacios públicos para garantizar el cumplimiento de la normativa vigente.

En tanto, en su artículo Nº 3, el decreto presidencial ratifica la permanencia en la etapa de Distanciamiento Social Preventivo y Obligatorio para el resto de los departamentos y ciudades de la provincia.