"El padre Marcelo entendió nuestra necesidad espiritual. Fue solo instrumento de este precioso milagro", expresó la madre y contó la historia de su pequeño hijo que sobrevivió tras padecer hidrocefalia y espina bífida al nacer.


El casamiento por iglesia en la localidad de Bovril en pleno aislamiento social, preventivo y obligatorio causó indignación en la comunidad. El día después de la celebración, Victoria Rueda, quien el sábado contrajo matrimonio con Leo Stach hizo su descargo ante las críticas.

“El padre Marcelo Bravo, fue instrumento de Dios, para que pudiéramos cumplir nuestra promesa, a tan solo seis días de vencer el plazo que, nosotros pusimos en agradecimiento a Dios, por dejar con vida a nuestro pequeño hijo“, comenzó explicando la mujer.

Dentro de seis días Tomasito, el hijo de la pareja, cumple seis años. El menor nació con hidrocefalia, y espina bífida, sin esperanza alguna de sobrevivir. “Hoy frente a todos los malos pronósticos de entonces, está con nosotros, gracias a Dios, a nuestra inmensa fe. Hoy nos besa, nos abraza, nos dice mamá y papá. Y va progresar más, va hablar y va a caminar“, contó su madre.

“El padre Marcelo entendió nuestra necesidad espiritual. Fue solo instrumento de este precioso milagro. No merece que se mal trate con palabras tan duras y feas. No lo merece, solo personas de poca fe y sin amor pueden dirigirse así. No tuvimos fiesta, la fiesta fue de Dios en el cielo por nuestro matrimonio. Solo estuvimos con mis hermanos, cuñados y mi madre”, expresó a FM Cristal según indicó El Once.

Rueda resaltó que “después de la ceremonia cada uno se fue a su casa. Seguramente quien no haya pasado lo que a nosotros nos tocó vivir no lo comprenderá”. En el mismo sentido se preguntó, “¿Por qué tanto odio?. Por qué tanta maldad hacia nosotros y hacia el padre Marcelo ?”.




Comentarios