Un adolescente de 14 años casi pierde la mano cuando intentaba cazar un tatu con un amigo. Los jóvenes se encontraban en un sector de monte de una chacra del paraje Kilómetro 9 de Colonia Aurora acampando por trabajos de tarefa de yerba mate.

Gabriel L. junto a su amigo Esteban Adrián K. (17 años), intentaban cazar un armadillo, cuando al revisar su cueva, intentó tomarlo de la cola con sus manos. En ese momento su amigo pega un machetazo que tenía como objetivo dar contra el animal, pero impactó en la mano del adolescente ocasionándole una lesión profunda.

Gabriel fue trasladado hasta el hospital local y desde allí, fue derivado al Samic de Oberá, donde fue examinada por la médica de turno del nosocomio quien diagnosticó: “Fractura en miembro superior derecho (radio y cúbito), efectuado por un elemento cortante”. El menor todavía permanece internado.

Intervino el Juzgado Correccional y de Menores de Oberá, quién dispuso las actuaciones de rigor para investigar los pormenores de lo sucedido.