Fabián Romero, quien se desempeña como decano de la Facultad de Ciencias Forestales de la UNaM en Eldorado, comentó que hasta la fecha ya se habrían perdido unas 400 hectáreas en la Reserva Guaraní, la cual está ubicada dentro del municipio de El Soberbio.

Si bien las llamas se habían sofocado hasta la semana pasada, el fuego volvió a reanimarse, avanzando y destruyendo todo a su paso. Aguardando a las ansiadas precipitaciones que pronosticaron para esta semana que darían fin a esta ola de calor intenso.

400 hectáreas de la Reserva Guaraní en El Soberbio fueron consumidas por los incendios. Foto: Primera Edición

Los trabajos para combatir los incendios continúan sin descanso en toda la provincia y si bien algunas lluvias llegaron para aplacar la situación, la cantidad de agua no fue suficiente y en muchos casos debieron tirar grandes árboles abajo ya que el fuego seguía activo en la copa de los mismos. De esta manera se aseguraban de controlar los focos ígneos.

Romero estimó que debido a la intensidad del calor, la zona quedará prácticamente sin vegetación y será necesaria una restauración en la zona. No solo se perdieron árboles, sino que también murieron y se desplazaron a otros lugares animales como aves, ardillas, venados y pecaríes.

Sostuvo que los brigadistas que combaten en el lugar trabajan desde primeras horas de la mañana, hasta 12 horas por día. En ese sentido, llamó a la gente a tomar conciencia de los riesgos de la situación climática, además de las lamentables pérdidas en la flora y la fauna.

Trabajan en el lugar equipos del Ministerio de Ecología y la Unidad de Manejo Integral de Biósfera Yabotí, guardaparques del Parque Provincial Araucarias y bomberos de San Pedro. El personal se renueva todo el tiempo ya que finalizan sus jornadas muy agotados y es importante mantener el despliegue.