El proyecto se trabaja entre el municipio de Oberá y la provincia.


Representantes de la Pastoral de Adicciones de Oberá se reunieron con el ministro de Prevención de Adicciones y Control de Drogas, Samuel López, el fin de semana, para dialogar respecto al trabajo que realiza esta entidad de la Iglesia Católica Apostólica Romana que depende de Cáritas Oberá. Además se hizo entrega de material para seguir trabajando con adictos en su recuperación y sostenimiento de familiares.

“Hablamos mucho de todo, el Ministro tiene una apertura importante y hablamos de un centro de internación que tratan de llevar adelante con el ejecutivo, pero no ya en la Escuela de Fontana donde estaba previsto como idea original. Nosotros seguimos con el sostenimiento espiritual en todo este tiempo de cuarentena como podíamos, pero ahora se vuelve a abrir el lugar para que vengan quienes necesiten, aplicando los protocolos convenientes. Hay que entender que el encierro y la abstinencia es un combo malo para quienes sufren de una adicción”, dijo José Fabio, referente de la Pastoral de Adicciones de Oberá en Meridiano 55.

Fabio explicó que desde la semana pasada se atienden hasta cinco pacientes por turno con el equipo de profesionales que tienen la pastoral.

Lo importante es que se está avanzando en un proyecto de comunidad terapéutica para la zona centro, para lo cual se trabaja con el municipio, lo que creemos es una decisión política importante. Las mamás de chicos adictos siguen viniendo a buscar ayuda, la problemática no cede, para nada, por lo que el trabajo se redobla”, apuntó.




Comentarios