Son los cosecheros de yerba mate que días atrás protagonizaron diversas manifestaciones frente a la municipalidad en reclamo por una recomposición.


Los tareferos obereños que días atrás permanecían apostados afuera de la municipalidad exigiendo aumentos en sus retribuciones, hoy tomaron la decisión de no continuar con sus labores. Se encontraban prestando servicios para la ciudad en marco del período de interzafra.

Los trabajadores emitieron un comunicado donde manifestaron que “habían violado los derechos de los terceros” al realizar los cortes de calles o así también con las quemas de neumáticos. “Le hacíamos daño al medio ambiente y a la salud de los ciudadanos”, expresaron.

Por ello es que ahora acordaron en realizar un paro “sin daños”, cesando con sus actividades en la construcción de cordones cuneta y empedrados en Oberá. “Pedimos un sueldo digno y que dejen de explotarnos con 5.900 pesos. Queremos que reconozcan nuestro trabajo”, precisaron.




Comentarios