El conflicto salarial entre los trabajadores autoconvocados de la Salud y el Gobierno de Neuquén no termina: los cortes en las rutas llevan seis días, aunque casi llegan a 50 días de protestas en la provincia. Por su parte, las autoridades piden que se flexibilicen estas medidas y sostienen que la mayoría de los manifestantes no trabajan en el sector.

//Mirá también: Trabajadores de la Salud realizan malabares y lavan vidrios en Neuquén

De cada 10 personas, 8 no son trabajadores de salud”, señaló la ministra de Gobierno provincial, Vanina Merlo en diálogo con LU5. Si bien reconoció que el conflicto “originariamente era de Salud y ya no lo es”, y fue contundente: “Aquí estamos ante un atropello de la democracia, de los ciudadanos que eligieron sus representantes gremiales donde tenemos más de 10 mil trabajadores”.

Continúan los cortes de ruta en Neuquén.Agustín Martínez | LMNeuquén

Haciendo mención al desabastecimiento que de a poco se va haciendo sentir en las estaciones de servicio de la región, Merlo reiteró el pedido de flexibilización de los cortes. Vale recordar que le principal acampe se encuentra en Añelo, corazón de Vaca Muerta. En cuanto a la respuesta que recibieron en la mediación, la Ministra sostuvo: “No manejan lo que sucede en los cortes. Estamos dialogando con un conjunto de personas que no están en condiciones de garantizar la libre circulación”.

//Mirá también: Renunciaron cinco médicos de terapistas en un hospital de Neuquén

En la misma línea remarcó que desde el Gobierno fueron cediendo pero que los autoconvocados no respondieron igual: “No hemos tenido flexibilización sino un endurecimiento de las medidas de fuerza”. Y fue contundente en cuanto a su pensar sobre los manifestantes: “Cuando vemos actores que nada tiene que ver con el sector, sino que plantean su conflicto, su necesidad, vemos claramente un ataque desestabilizador al gobierno, a los sindicatos y a las economías”.

Mediación entre el gobierno y los trabajadores autoconvocados de Neuquén.@NeuquenInforma | Twitter

Sobre las reuniones que se están llevando adelantes, Merlo sostuvo que “no es una mesa de dialogo sino un espacio donde imponen una postura”, ya que “no quieren trabajar en una propuesta, sino que plantean que no levantan los cortes si la Provincia no trae un número”.