Ya son cinco los médicos terapistas del hospital Castro Rendón de Neuquén que renunciaron por las malas condiciones laborales. Vale recordar que en el mes de enero se presentó un recurso de amparo que fue abalado por 11 médicos. Las últimas tres renuncias serán efectivas a fines de abril.

El recurso presentado ante la Justicia denunciaba “un estado de saturación nunca antes visto, lo que pone en peligro inminente la continuidad de éste”, según detalla LMNeuquén. La abogada de los médicos, Carolina Ubaldini, remarcó que la situación en los últimos dos meses no cambió y que “se hicieron algunas modificaciones edilicias las últimas semanas”, pero que “la capacidad del edificio no cambia de la noche a la mañana”.

La letrada sostuvo que continúa la “sobrecarga horaria y estrés, por estar ocupadas más camas de las que podrían ocuparse” en el personal de Salud. Al faltante de personal, se le suma la medida de fuerza de los médicos autoconvocados en rechazo a las medidas acatadas por ATE.

Reclamo de médicos en Neuquén. Siprosapune-Fesprosa | Facebook

No solo es falta de terapistas sino del resto del personal de salud que actualmente está con medidas de fuerza, y eso también repercute en el servicio de la terapia, porque cada dos camas de terapia tiene que haber un enfermero. Si hay un enfermero menos, hay dos camas menos en terapia”, comentó Ubaldini.

Al mismo tiempo, la abogada informó que los seis médicos restantes “no descartan la posibilidad de renunciar si las condiciones no mejoran”. Esto podría complicar la situación en el Hospital de cara a una posible segunda ola de contagios de coronavirus.