El bebé por el que se realizó el baby shower clandestino que generó una ola de contagios en Necochea nació con coronavirus. Así lo informó el gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, durante la conferencia de prensa en la que se anunció la extensión de la cuarentena, con foco en el Área Metropolitana de Buenos Aires. La noticia fue confirmada más tarde por el intendente de la ciudad, Arturo Rojas.

"El bebé va a estar monitoreado por el Centro de Salud de Necochea y también por el Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires a cargo de Daniel Gollán, por lo que iremos viendo como es la evolución en este caso. Más allá de este caso a nosotros nos tocó retroceder en las actividades que habíamos flexibilizado, pero en el transcurso del tiempo podemos ir retomando", dijo el intendente en diálogo con el programa de TN, "Ya somos grandes".

"No hay que estigmatizar. Que esto se tome de ejemplo para otras localidades sobre lo que no hay que hacer", indicó Rojas. "Ahora estamos haciendo algo que no muchos municipios hacen que es un corte de riesgo epidemiológico que consta en empezar a hacer testeos de manera aleatoria para asegurarnos de que pudimos controlar el brote. Es el momento de trabajar en conjunto como lo vienen haciendo Fernández, Kicillof y Larreta", concluyó.

Arturo Rojas (web)

Luego de que Necochea avanzó en la flexibilización de la cuarentena, el baby shower clandestino dejó un saldo de 370 personas aisladas, asintomáticas y monitoreadas por el sistema de vigilancia, con seguimiento telefónico y personalizado de profesionales médicos las 24 horas.

La secretaria de Salud local, Ruth Kalle, aseguró que el gobierno municipal continúa realizando "un rastreo muy exhaustivo" para terminar de "armar el mapa epidemiológico de los contactos estrechos y los indirectos" de los contagiados vinculados al "baby shower", realizado el último 23 de mayo.

"Hoy podemos decir que hubo un brote. Tenemos que neutralizar el foco, que el brote no se transforme en endemia", explicó.