Una pequeña mendocina enterneció con el noble gesto de donarle el dinero que le había dejado el Ratón Pérez debajo de su almohada a un compañero que tiene que operarse. Se trata de Mía, quien no dudó en ayudar a Mateo para su tratamiento.

La historia de Mía y Mateo fue publicada hace unos días por diario Los Andes y se viralizó por la ternura que causó la niña con enorme corazón al tratar de ayudar a su amiguito que debe operarse de la vista.

Mateo Cabañez tiene ocho años, es oriundo del departamento de San Martín (al Este de Mendoza) y se someterá a una cirugía de vista, ya que sufre miopía y estrabismo, usa un parche permanente. Sus padres no tienen empleo fijo y deben reunir 80 mil pesos antes de los primeros días de diciembre.

Mateo, Jazz y Mía, los protagonistas de la historia. (Foto / Los Andes)

Además, la familia del niño no tiene obra social por lo que Agustina Sosa, la mamá de Mateo, organizó rifas, bingos y venta de empanadas para recaudar el dinero.

Por otra parte, la maestra de 3° B del turno mañana de la escuela N° 1-008 General José de San Martín, Noelia Muressi, hizo una alcancía viajera para que los compañeros de Mateo y sus familias colaboren con el niño.

Los estudiantes y las docentes de la escuela se sumaron a la causa, pero la carta de Mía, la hermana de una de sus compañeras, conmovió a todos. “Hola, soy la ermana (sic) de Jazz y adentro está la plata de la donación para la cirugía de Mateo. Cantidad de plata: 100 pesos”.

La tierna carta que la niña escribió para su señorita.

La niña tiene 10 años, concurre al mismo colegio que Mateo y colocó sus únicos ahorros para ayudar al compañero de escuela de su hermana, Jazz.

Cuando vi la carta me emocioné y pude ver cómo se comprometen los niños. La tengo guardada”, dijo Agustina, para hablar de la inocencia de Mía.

“Niños solidarios con otros niños, poco o mucho ella puso un granito de arena, un gesto hermoso que habla de su crianza y su educación. Además es un gesto aún más loable porque van a distintos grados, casi no se conocen”, reflexionó, emocionada.

Quienes estén interesados en colaborar con Mateo pueden comunicarse con el celular 2634377010.