Una pasión con la que contamos los mendocinos es nuestra amor por la montaña, porque vivimos a su lado. También a muchos nos agrada el mar, la naturaleza. Pero no es habitual encontrarnos con un coterráneo que se aliste en la Armada y pase sus días a bordo de un barco y lo más im portante, defender nuestra soberanía marítima.

//Mirá también: La UNCuyo festejará el ingreso de sus estudiantes de primer año

Este es el caso del Teniente de Fragata Alejandro Martín Valdez que tiene 31 años y que nació en el Departamento de Rivadavia, Mendoza. La educación primaria la realizó en la Escuela “Graciela Hortensia Mathus de Carra” y la secundaria en la Escuela “Libertador Simón Bolívar”, establecimientos donde formó muy buenas amistades que aún conserva a pesar del paso del tiempo.

El militar naval destaca que “Cuando tenía 2 años, mi familia se mudó al Departamento de General San Martín, lugar en donde pasé mi infancia y adolescencia”.

En un nutrido diálogo con La Gaceta Marinera nos detalló sus mejores recuerdos que tiene de su provincia. “Los momentos compartidos con la familia y los amigos son los mejores” destaca el teniente de navío. En San Martín actualmente vive su madre y sus 5 hermanos, ya que papá falleció en 2018.

“Me acuerdo de jugar y comer uvas del parral que teníamos en casa, salir a pasear a la montaña, jugar al fútbol con amigos y bailar folclore en la Fiesta de la Vendimia local en San Martín”, rememoró el mendocino.

De chico conoció el mar a través de un viaje familiar a Mar del Plata: “Quedé maravillado con el paisaje y hoy me doy el gusto de navegarlo y disfrutarlo. Es mi lugar en el mundo”, destacó.

Una vez que terminó sus estudios secundarios decidió ingresar a la Escuela Naval Militar (ESNM) para cursar la carrera como Oficial de la Armada Argentina luego de ver un folleto institucional en una feria estudiantil.

Alejandro aseguró que “Mi familia me respaldó en todo momento. Fue difícil ya que tenía que irme de casa y dejar la provincia; pero me apoyaron porque era lo que quería para mi futuro”.

Su esposa Paula y su hija Catalina de 4 años también son oriundas del departamento del Este mendocino. “Mi señora y mi hija me acompañan en esta elección de vida”, cuenta orgulloso.

El mendocino Teniente de Fragata Alejandro Valdez en la cabina de comando de la lancha rápida ARA "Indómita" donde presta servicios. Gentileza La Gaceta MarineraLa Gaceta Marinera

Mientras transitaba su etapa de cadete en la ESNM, se interiorizó en las distintas especialidades navales y finalmente se inclinó por la de Guerra Antisubmarina. “Con el tiempo fui profundizando conocimientos sobre el tema y abocándome de lleno a la especialidad”, comentó.

Egresó en diciembre del 2014 y su primer destino fue la corbeta ARA “Guerrico” en la Base Naval Mar del Plata. “A mediados del 2015 me trasladaron al aviso ARA ‘Suboficial Castillo’ donde tuve la oportunidad de conocer la Antártida efectuando la Patrulla Antártica Naval Combinada con la Armada de Chile”.

El 2017 lo transitó en la Escuela de Oficiales de la Armada en la Base Naval Puerto Belgrano donde cursó el posgrado en Armas Submarinas, y al año siguiente cumplió funciones como Jefe de Material Naval en el destructor ARA “Heroína”, también ubicado en la mencionada base.

En la lancha rápida ARA “Indómita”

En 2019 fue destinado a la lancha rápida ARA “Indómita” y desde entonces cumple sus labores desempeñando roles vinculados a la preparación de actividades operativas. “Además, superviso el mantenimiento de los equipos de comunicación efectuado por el personal del departamento Operaciones de la lancha”, destacó orgulloso.

Entre sus vivencias a bordo de la unidad destaca las navegaciones en el canal Beagle y las tareas de patrulla y adiestramiento. “También cumplimos los relevos de puestos de Vigilancia y Control de Tránsito Marítimo en Isla de los Estados y Bahía Buen Suceso”, detalló.

La “Indómita” es una lancha que se encuentra bajo el comando actual del Capitán de Corbeta Pablo Román Bianco y pertenece a la Agrupación Lanchas Rápidas del Área Naval Austral.

Esta agrupación, que cumplió 47 años de servicio el 1 de abril, además de sus funciones específicas, brinda apoyo apoyo al Batallón de Infantería de Marina Nº 4 y Nº 5 de la Base Naval Ushuaia y al Servicio de Hidrografía Naval, colaborando además en la elaboración y distribución de alimentos para la comunidad en el marco de la pandemia por el virus Covid-19.

//Mirá también: “Cerro Punta Negra” el lujoso centro de esquí que planean construir en el Valle de Uco

El Teniente de Fragata Valdez asegura que de los años que lleva en la Armada, lo que más destaca es la camaradería que se vive, factor que considera fundamental al momento de operar durante tiempos prolongados de convivencia a bordo del un barco: “En la Armada Argentina se trabaja en equipo. Es un estilo de vida, no solo es uno quien integra la institución, sino también la familia; conformándose así una gran familia naval”.

Finalmente Alejandro aseguró que esta vida marinera me enseña que “servir a la Patria es permenecer siempre adiestrado y de esta manera mantenerse preparado para cuando el país lo necesite”. Fuente La Gaceta Marinera