El ministerio de Salud de la Mendoza, ayer informó a Los Andes quer sólo contaba con unas 30.000 vacunas y esa cantidad alcanzaría solo para inocular dos días. Estos datos hicieron saltar varias alarmas.

//Mirá también: Habilitaron la vacunación a profesionales de la Salud mayores de 30 años

Empero estos datos, como el ritmo de vacunación no coinciden con los que muestra el Monitor Público de Vacunación del Ministerio de Salud de la Nación, y que muestra una actualización diaria del ritmo de administración, tanto de las vacunas a las provincias como de la utilización de estas en los distintos grupos a los que va destinados.

Respecto al informe del monitor público hasta esta mañana la Provincia debe de contar con 87.528 vacunas, una cifra muy superior a las “25.000 o 30.000” que reconocían tener ayer en la provincia. Además, otra discrepancia a destacar es que, según nuestra provincia, las 30.000 vacunas terminarían de colocarse en dos días, lo cual marcaría un promedio de 15.000 dosis diarias a colocar.

Sin embargo, esa cifra está muy lejos de lo que hasta ahora ha sido el día con mayor cantidad de vacunas colocadas en la provincia: 9.583 (el pasado jueves 8 de abril). Incluso está lejos de las colocadas, según el Monitor Público, el mismo día en que Salud de Mendoza informó que estaban pronta a acabarse las vacunas, ya que el lunes se colocaron 8.945 dosis.

El informe del ministerio de Salud nacional maneja una proyección de ritmo de vacunación a partir de las dosis inoculadas las últimas 24 horas; con ese dato quedarían vacunas para 10 días en Mendoza; del promedio de abril, quedarían vacunas para 17 días, y otra proyección con los datos de la última semana, en este caso, la proyección es que quedan vacunas para 13 días.

//Mirá también: Dónde conseguir barbijos del Conicet en Mendoza

Desde el ministerio que comanda Ana María Nadal explicaron que el retraso que se da en la carga puede explicar la diferencia de información, ya que los distintos efectores encargados de vacunar (geriátricos, centros de vacunación departamentales, etc.) no cargan los datos, sino que los deben pasar primero al Vacunatorio Central de la provincia, y este a su vez es el que sí puede recién cargar los datos en el Monitor Público de Vacunación.

Desde el Gobierno Nacional, consultada una fuente dijo a Los Andes que “El problema está en que si se está demorando la carga de datos, esto puede estar dando una foto equivocada de la situación al Ministerio de Salud de la Nación, que es el que se encarga de distribuir las vacunas a las provincias”. La propia ministra de Salud, Carla Vizzotti, ha puesto el acento en este problema de la carga de datos que hagan las provincias para tener el seguimiento, sobre todo después del escándalo por las vacunaciones, que terminó en la salida del anterior ministro, Ginés González García. Fuente Los Andes